Fundada en 1985, LILAS FLORISTAS es una empresa nacida en Santiago de Compostela en la Plaza del Ensanche y que tiempo después se traslada a la calle República Argentina nº 41.
Posicionada ya en el mercado, LILAS FLORISTAS reconoce la demanda que entorno al sector funerario está creciendo y decide abrir un local en la calle Restollal nº 35 en Santiago y cuyo nombre comercial sería FLORES MANANT S.C. de esta forma, logra dar un mejor servicio a la empresa funeraria.

Este esfuerzo y compromiso se ven recompensados cuando en 2005 se construye en Santiago el Tanatorio de Boisaca y LILAS FLORISTAS se adjudica la concesión de la floristería. Se reconoce con esta concesión no sólo la calidad del servicio sino la inversión que en infraestructuras y en aprendizaje lleva haciendo la empresa.

En 2006 la tienda FLORES MANANT es trasladada a la calle Castiñeiriño nº 1 en busca de un local más amplio con el objetivo de cubrir todas las necesidades de las empresas funerarias y al mismo tiempo ofrecer una amplia gama de flores a los clientes del día a día.

Es este último cliente el que lleva a LILAS FLORISTAS a abrir una nueva tienda en Santiago en la calle Tras El Pilar y así mejorar el servicio que al ciudadano de a pie se le ofrece.

En enero de 2010 la dirección de la empresa decide la unificación de las cuatro tiendas y aunar todas ellas en un mismo nombre: LILAS FLORISTAS.

La oferta de sus servicios incluye la decoración de locales, oficinas, bodas, escaparates, trabajos mortuorios, mantenimientos de jardinería, etc.

LILAS FLORISTAS cuenta en la actualidad con una amplia plantilla de profesionales dedicados al arte floral en todas sus formas y detalles. La calidad en el servicio y unos diseños cuidados hacen de LILAS FLORISTAS una empresa de reconocido prestigio a lo que se añade un amplio horario de atención al público durante los 365 días del año.